Tag Archives: fotografía

*yo tampoco

17 Jul

Acabo de encontrar estas fotos con el siguiente mensaje: “No he podido encontrar en Internet fotos de Fernando Vallejo de este tipo”.

La pregunta sigue siendo la misma de hace tres meses: ¿Por qué Fernando Vallejo y yo nos cruzamos en la feria del libro de Bogotá -él y yo entre millones de mirones y ante una fila larguísima de lameculos que soñaban con verlo aunque fuera de lejos-. Nos acercamos como si nos conociéramos de toda la vida, hablamos bobadas, nos dimos besos y abrazos, nos reímos como niños y hasta apareció un fotógrafo fantasma que tomó estas fotos y luego apareció de nuevo como un ángel caído del Cielo en medio de una multitud entre la que no se podía caminar. El Ángel devenido en fotógrafo me preguntó si le podría dar mi número telefónico porque tenía un regalo para mí y me las envió en la mañana siguiente.

Tenga en cuenta el lector que no miro a nadie, no saludo a nadie, no conozco a nadie y no me tomo fotos con nadie. Sólo con este muñeco tengo fotos de este tipo a lo largo de mi existencia porque soy arisca y resabiada.

¿Hay Misterios del Universo?

¡Por supuesto!

Yo le dije al viejo hermoso que soy su crítica colombiana por excelencia y le dio risa. Dijo que no leía nada de lo que escriben de él pero no le creo.

 

Esa Señora

15 Nov

centrocentro 2

Imagen

Fotos de los fans

22 Oct

DqIDa9OW4AAwVbe

Analogías

12 Feb

849cb5d4e1da5157eab1b67f899e6a946449887_4e95f835db_mdescarga-11rosado-2tumblr_l6e7f4hele1qbavz9o1_500rosado-3

Picando el ojo

28 Ene

ojo-2ojo-3

Locuras de juventud

24 Ene

yoyo-2yo 3.jpg

Cinco fotografías recientes

24 Ene

naranjas-3naranjas-4naranjas-5naranjas-6naranjas-7

Instagram y el fetichismo de la imagen

24 Ene

Tengo cuenta en Instagram desde diciembre de 2015, la creé por sugerencia de una persona que me dijo algo como “Si impactas tanto con la escritura no me imagino lo que puedes llegar a hacer con las fotografías”. Creé la cuenta y empecé a tomar fotos, muchas fotos. No seguí a nadie porque allá no encontraré gente como Man Ray o Leni Riefenstahl y si los llegara a encontrar -si en esa red social hubiera imágenes dignas de mis ojos- esas pobres imágenes estarían navegando entre millones y millones de fotos basura. Sospecho que Instagram puede ser tanto o más hediondo que Facebook y no quise hacer la prueba. Durante los dos últimos meses seguí a dos amigos pero lo que me interesaba de Instagram era el chat, nada más.

¿Qué me sorprende de mi cuenta en Instagram?

Las visitas diarias. Superan las de Twitter y las de este blog.

Muchas personas pasan diariamente por ahí y contemplan mis imágenes perturbadoras. Sé que son perturbadoras porque llegan a inquietarme a mí también.

¿Por qué me perturban?

Porque son fotos de estados de ánimo y fotos de momentos importantes para mí. Todos los días reviso esas fotos y las voy borrando; dejo sólo las que me transmiten un mensaje concreto y el mensaje es para mí, no para el espectador anónimo.

He recibido comentarios del tipo: “No me gusta su actitud en Twitter ni lo que escribe en el blog pero me gusta mucho su cuenta en Instagram”. Yo también me gusto mucho ahí porque revelo mi parte más humana y además me sirve para navegar en el tiempo y el espacio, la memoria y el olvido; para hacer grandes reflexiones sobre la permanencia, el cambio, los ciclos y el eterno retorno.

En actitud descomplicada

9 Ene

siiiiiirojosa-2sombrillarosado-2rosadocami-3camiseta

Imagen

¡Esa señora!

9 Nov

yoa