Archivo | septiembre, 2013

En la revista Jetset deben sentir compasión por Virginia Mayer

30 Sep

Ayer encontré sin querer este video. Virginia Mayer de nuevo.  Ahora con sus frases célebres:

– Yo soy muy valiente,  soy muy valiente,  muy valiente….

– Soy temeraria, que es  un sinónimo de estúpida, pero es un poco valiente.

– Hablo sin pelos en la lengua.

–  No tengo temores ni miedos y no tengo vergüenzas.

– Yo digo las cosas como las pienso y las siento y pienso  que de eso  no hay mucho en Colombia y menos en la voz de una mujer.

– El éxito de mi columna es mi voz, siendo  que es una mujer, contando  y  diciendo las cosas que digo.

–  El hecho de que yo no combine con esta sociedad retrógrada del Sagrado Corazón es un constante motor para mí.

– ¡Soy una rebelde!

– Yo soy sencilla.

– No me las doy de nada.

– Soy lo que ven.

Lo que vemos es a una muchacha insegura, tímida, más gorda que en el último video, deseosa de ser admirada. Inspira compasión.

¿Por qué hay gente así?

 

Anuncios

La guerra contra las mujeres

29 Sep

Soy bloguera desde hace nueve años pero tengo blog en esta comunidad apenas desde febrero y hay un dato que me tiene impactada: los temas más populares, los más leídos, son los relacionados con nombres propios -con autores- pero los primeros siete son sobre mujeres. Vende escribir sobre mujeres, vende analizarlas y criticarlas y parece que funciona más la estrategia si quien se toma el trabajo de hacerlo es otra mujer.

Si he cautivado una audiencia dispuesta a leer cada texto que escribo no ha sido por ser amiga de los escritores que venden más libros, publican en más revistas y tienen los mejores contactos, por decir que Alberto Salcedo Ramos es el mejor cronista, Héctor Abad Facilonce y  Ricardo Silva Romero los herederos indiscutibles de Proust, Joyce, Musil, Kafka… y  Daniel Samper Ospina un gran columnista, humorista, periodista… Es muy fácil decirlo, todos lo dicen y todos lo creen. No tiene sentido repetirlo de nuevo para sentirme inteligente, profunda y enterada.

Mi apuesta es un poco más arriesgada: consiste en decir que no es cierto lo que se dice sobre el buen momento por el que pasa la literatura colombiana. Para mí el único escritor vivo que saca la cara por esta pobre patria es Fernando Vallejo, que no es poca cosa. El autor de La virgen de los sicarios y El desbarrancadero es, quizá, uno de los escritores más brillantes de la historia de la literatura, un clásico vivo, duélale a quien le duela.

A continuación el titulo de los posts más leídos siendo el primero el más popular de todos los publicados durante casi un año.

1. El periodismo de investigación de Virginia Mayer

2. Margarita Posada: una puta vieja

3. Emprendedores colombiano en la red: el caso Catalina Alba

4. Carolina Sanín se desnuda para El Espacio

5. Mario Mendoza y Antonio García Ángel

6. Luis H. Aristizábal: maestro del aforismo en Twitter

7. Emprendedores colombianos en la red: el caso Adrián Peláez

8. Sexualidad femenina según cien mujeres típicas de la revista SoHo

9. Masturbación a la carta (sobre Virginia Mayer)

10. Twitter le cambió la vida a Virginia Mayer

Los diez textos son de denuncia, los diez son sobre diferentes formas de engaño, sea desde la literatura, el periodismo, la vida intelectual o el marketing. 

 

 

Fotografía digital y fotografía analógica

28 Sep

Image

Esta fotografía es de 2010

Es una fotografía tomada por mí misma con una cámara digital que regalé porque no quiero más fotografías en redes sociales.

Ayer mi hermana me mostró fotos recientes de imágenes captadas con cámara analógica.

Una belleza, ahí sí está en alma de las personas para ser conservadas en el álbum familiar.

En estas fotos para compartir en redes sociales sonrío como no sonreiría nunca,

Son fotos falsas, imágenes falsas.

En las fotos de mi hermana se ve mi esencia, la dulzura de mis buenos modales,

Ella me quiere más cuando me ve en sus fotografías.

Matices de la realidad

21 Sep

El discurso sobre las drogas se ha traspasado, a lo largo del tiempo, de una sustancia a otra, borrando en cada momento los matices de la realidad. La visión homogeneizante impide ver la diferencia radical que existe entre los consumidores: un mama arhuaco que encuentra en el mambeo un camino a la sabiduría, un yuppie deseoso de eficiencia que mete compulsivamente cocaína, un indígena embera que consume chicha para una sesión de sanación, un asesino que se da en la cabeza con roches, una mujer triste que busca en los antidepresivos un aliento para su alma, un consumidor de basuco que ha soplado todo su patrimonio, un marihuanero expulsado de la universidad, un indígena que no abandona su botella de aguardiente Platino, un intelectual vencido por el alcohol.

Alonso Salazar, en Drogas y narcotráfico en Colombia. Bogotá, Planeta. 2001.

Soy un ser extraordinario

21 Sep

Todos los hombres, en todos los momentos y bajo todas las latitudes se entregan a la droga. Esta conducta, entre muchas otras, nos distingue de las criaturas del reino animal.

Aquellos seres extraordinarios que saben o pueden vivir sin drogas los denominamos según nuestras culturas, sabios, justos y santos.

Michel Serres

Cara de culo

20 Sep

Casi toda la gente que me simpatiza es gente furiosa.

Nos reunimos cada cierto tiempo a recordar que todo está peor que la última vez.

Que la miseria de mañana será peor que la de hoy.

Siempre son hombres.

Mayores o menores que yo pero hombres en todo caso.

Hombres masculinos.

No he conocido mujeres con las que me reúna a ser tan pesimista como con ellos.

Mis amigos son  sensibles pero furiosos.

Y la furia los lleva a usar malas palabras.

A mí me gusta oírlos, no son  maleducados,

Son  bonitos y de buenos modales.

Sonrientes y tranquilos como yo.

Relajados y con mucho tiempo libre.

***

Pero hay realidades que sólo se pueden expresar con malas palabras y con furia.

El miércoles me encontré con uno de mis amigos furiosos con el mundo pero amables conmigo (siempre son amables conmigo).

Hablamos de políticos corruptos,

De los políticos que se merecen los colombianos.

De la miseria de la gente que trabaja ocho horas diarias y tarda tres horas en un bus apestoso mientras va del trabajo a la casa y de la casa al trabajo. Gente con el derecho a llegar e darle en la jeta a la mujer y a los hijos porque están desesperados.

De los sueldos miserables.

De la televisión inmunda.

De la gente estúpida de nacimiento.

De las putas.

De los traquetos.

De los teléfonos inteligentes.

Mi amigo decía cada vez que pensaba en la pobre humanidad sin conciencia de la miseria en que vive: “si yo viviera en esas condiciones andaría siempre con cara de culo”.

Cada uno de mis amigos tiene sus propias frases, sus propias palabras,

Pero lo fascinante de ellos es que, como son niños bonitos, todo se les ve bien.

Usó la expresión “cara de culo” más de seis veces, nunca se la había oído decir antes y con tanto énfasis.

Esta mañana, mientras iba en mi bus apestoso recordé su furia, su rostro diciendo “cara de culo”,

Miré a la gente con cara de culo que iba al lado mío y los comprendí un poco.

Sexualidad femenina según cien mujeres típicas de la revista SoHo

15 Sep

La revista SoHo es la revista que se merecen los colombianos “cultos” y con “clase”, es una revista para lectores ignorantes, deseosos de consumir las grandes marcas aunque sea con los ojos. El lector que se configura en esa revista  es alguien  seguro de que allí publican los grandes cronistas colombianos, por ejemplo Alberto Salcedo Ramos, quien destroza, por ejemplo, a Silvestre Dangond. Allí también se consagran como humoristas los mejores tuiteros de Colombia, que son los mismos diez periodistas que publican en casi todas las revistas “culturales” y de farándula, porque de algo tienen que sobrevivir.

El gancho son las mujeres y la mujer ideal es tetona y culona, con cara de puta o con cara de ángel. Por allí pasan las mujeres que quieren ser recordadas porque fueron modelos, presentadoras, actrices… o simplemente porque la revista SoHo es la mejor pasarela para conseguir el novio o el amante que configura  a través de la publicidad y las “crónicas” que allí se presentan. El lector ideal es un hombre “con clase”, es decir con el dinero suficiente para conquistar a una de estas princesas y la princesa considera que “buen gusto” es sinónimo  de cuánto pagó el traqueto por el cuarto donde sació sus fantasías con la princesa.

La revista siempre presenta consejos para conquistar mujeres, lecciones para hombres deseosos de tener sexo con  esas mujeres, con el tipo de mujeres que posan para la revista SoHo: qué comprarle,  a dónde llevarla, qué decirle, cómo hacerle sentir que vale la pena quitarse la ropa después de tantas atenciones.

Y como es una revista para hombres convocan cada cierto tiempo a las mujeres que han pasado por allí, a las más deseadas, para que hablen de sexo con descaro, como las putas que quieren representar a través del cuerpo y del discurso.

En el último número contactaron a cien (todas para casarse) y les hicieron cien preguntas sobre “todo” lo que piensan de los hombres.  Hoy nos vamos a ocupar de ese esperpento. Vamos a analizar algunas respuestas y vamos a hacer algunos contrastes.

1) La colonia para hombre que más le gusta a las mujeres: Giorgio Armani, Hugo Boss, Chanel, Carolina Herrera…. Estas muchachas saben de colonias “finas” para hombres. Esas mismas mujeres sofisticadas se expresan de esta manera: “me encantan los hombres con tatuajes, eso sí, nada de Bart Simpson o tribales boleta”. La autora de esa respuesta tan elaborada es Sylvana Gómez. No me imagino a esta niña usando la palabra boleta mientras degusta el “mejor vino” en el “mejor restaurante” antes de ir al mejor motel con su amante de turno. No olvidemos que cuando Sylvana se desnudó en la revista nos confesó que es putísima de corazón.

2) Uno de los asuntos más trascendentales discutidos en casi todos los números de la revista SoHo es el vello, el femenino y el masculino. Hay varias preguntas sobre la importancia de este detalle tan trascendental para la puta bien preparada. La conclusión de la princesa depilada siempre lista para satisfacer es contundente: “¿Uno tiene que sacrificarse cada 15 días haciéndose la cera, y el man pretende que a uno le guste eso al natural? ¡Guácala!”. Esta respuesta es menos elegante que la de Sylvana y deja ver a una mujer que lucha por sus derechos, pero son unos derechos muy estúpidos, ella quiere que el hombre esté al nivel de ella para satisfacer un deseo elemental: el sexo. Esta puta fina usa la horrorosa palabra man y la horrible expresión guácala. Lástima el vino, la colonia, el restaurante… con esta princesa tan poco sofisticada.

3) Le preguntaron a las cien princesas cuál es el peor defecto de personalidad que puede tener un hombre y la respuesta más frecuente fue tacaño o líchigo. Era de esperarse, estas damas, que son las mismas de los programas de mujeres en W radio y en Blu Radio trabajan pero exigen que los hombres derrochen con ellas porque es la única forma de conquistarlas. ¡asqueroso por donde se mire! Todavía siguen viendo el sexo como un intercambio, como un sacrificio que la mujer hace después de que el hombre se ha esforzado mucho o ha invertido lo suficiente para que merezca el premio. Se jactan de ser las putas más rebeldes -bestias depiladas hambrientas de sexo- pero sólo son mujeres interesadas en hacerse pagar, en cobrar por los servicios sexuales. Tiene que valer la pena el dolor padecido durante la cera.

4) El 78% de las princesas saldrían con un hombre feo. Conclusión: lo único que les importa es el dinero y los objetos que puedan recibir de estos hombres. ¿Qué tiene de excitante un hombre feo depilado y con olor a colonia cara? Es más asqueroso que un hombre común que huele a jabón.

5) No les importa que el hombre de turno sea calvo, muy gordo o muy delgado. Las princesas no hablan de sentimientos pero el cuerpo tampoco es que les importe. Como en Colombia la mayoría de los hombres soy feos, enanos, sin gracia… ellas se conforman con estos hombres desagradables, lo importante es que paguen la cuenta en “un buen sitio” y nada más. ¿Por qué quieren ver depilados a estos esperpentos?

6) ¿Cuál marca de reloj le gusta que tenga un hombre? Rolex, Tag Heuer, Tissot, Swatch, Cartier.

7) Al 88% de las princesas les gustan los hombres caballerosos, es decir, los que pagan la cuenta.

8) El 68% de las princesas saldrían con un hombre mucho mayor que ella, para que paguen la cuenta.

9) Las preguntas relacionadas con sexo son las que más delatan a las princesas. Al 80% les gustan los juguetes sexuales, al 73% les gustan las parejas bastante recorridas,  el 83% han fingido orgasmos, el 23% han tenido sexo con más de 21 hombres, al 69% le gustaría un trío con dos hombres, pero sólo al  19% les gusta el sexo anal. Estas princesas quieren parecer recorridísimas, putísimas… pero la pregunta que uno se hace es: ¿con tanta juguetería, con tantos amantes, con dos hombres disponibles sueñan con un trío para que cada hombre le succione en simultánea cada uno una teta?

Conclusión: o las princesas son muy brutas, burdas, machistas, estúpidas, interesadas, mentirosas o, bien, modificaron algunas respuestas de las princesas para que éstas coincidieran con las políticas de la revista.