Archivo | febrero, 2017

Se acabó el espacio en este blog gratuito

12 Feb

Mi política de escritura es clara: no pago por publicar y publico sólo en espacios gratuitos. No cobro por escribir porque no me cuesta trabajo, es casi más fácil que hablar, escribo por diversión, esa es mi gran razón.

Este blog es popular y podría ser rentable. Desde hace casi seis meses me llegan toda clase de anuncios amenazando que como soy tan famosa, influyente y talentosa debo pagar por seguir escribiendo aquí y yo creo que tengo que llevar la rebeldía la límite. ¡No voy a pagar! Prefiero crear otro blog y empezar de cero, tengo la clientela asegurada.

Por ahora nos podemos ver aquí: http://elsyrosascrespo.blogspot.com.co/

Es un blog creado por seguridad, por si mis “enemigos” colombianos intentaban hackear este pobre blog.

Analogías

12 Feb

849cb5d4e1da5157eab1b67f899e6a946449887_4e95f835db_mdescarga-11rosado-2tumblr_l6e7f4hele1qbavz9o1_500rosado-3

El descubrimiento de Fran Lebowitz

12 Feb

Hoy me enviaron un enlace y me dijeron: mire a esta señora, se parece un poco a usted.

Vi y sí, claro, pensé en mí misma.

Nunca la había visto, no había oído mencionar ese nombre y mientras más sabía de ella más me sorprendía, es como si ella y yo fuéramos la misma persona, pero ella nació veinte años antes que yo, habla en inglés, vive en Nueva York y no tiene nada que ver conmigo.

Me sorprendió que ama lo mismo que yo amo y odia lo mismo que yo odio. No ama el dinero, el poder ni la fama, no le gusta viajar y tiene porte masculino, es crítica hasta el límite, tiene excelente sentido del humor y el don de la conversación; cree, como yo, que no le deberían pagar por hablar sino por desplazarse porque no le gusta, es sibarita, hedonista y egoísta como yo. Una mujer de ideas radicales que no está dispuesta a ceder ni a ponerse a la orden del mercado y los mercaderes.

Somos muy parecidas pero somos muy diferentes. Cuando me fijé en las fotos pensé en mi cara y en mi actitud del pasado y pensé si podría tener una cara y una actitud similar a la de la señora dentro de veinte años.

Me sentí ante mi doble, ante una persona que podría comprenderme y ante una mujer admirable, gigante y valiente como yo.

Con ustedes, mi doble:

blogs-fl-joven176578674blogs-fl-fumando-261x300images-2images-1849cb5d4e1da5157eab1b67f899e6a94content-000016landscape-1445871291-fran-lebowitz

Contra la bicicleta como medio de transporte en Bogotá

2 Feb

Bogotá es una ciudad inmensa que cada día crece más. Algunas personas deben recorrer trayectos diarios de más de dos horas para ir de su casa al trabajo y del trabajo a la casa y desde hace un buen tiempo surgió la moda de sentirse moralmente superior porque se llega al trabajo en bicicleta (y tiene gato).

Moda es moda y millones de personas se toman por los nuevos héroes de la vía porque soportan sol y lluvia, humo negro y vías desastrosas.

Yo los veo desde la ventana de mi buseta y me pregunto asombrada:

¿Son bobos a conciencia o nacieron para sufrir?

A medida que pasa el tiempo crece el número de personas masoquistas que se exponen diariamente a este tormento físico con la pretensión de que son humanos conscientes, amantes del planeta, ciudadanos ejemplares y como las masas tienden a imitar los comportamientos aunque sepan que son errados ahora ir en bici es casi que una cualidad intelectual. Los que vamos a pie somos tontos.

En vez  exigir que mejore el transporte público los amigos de la bici incentivan a sus congéneres para que hagan deporte en ropa de trabajo antes de llegar a la oficina. Cualquier persona que haya practicado el ciclismo con cierta regularidad sabe que después de media hora de trayecto el ciclista no sueña con llegar a trabajar sino con darse un baño, cambiarse de ropa y descansar un buen rato.