Tag Archives: hombres

La nueva mamá

5 Feb

Hay una familia feliz: un hombre, una mujer y un niño. El hombre no tiene trabajo y la mujer sí, entonces ella trabaja y el hombre se hace cargo del hogar y, claro, del niño. El niño es un buen niño y el padre lo premia cada viernes, le dice: “Mijo, vaya y juega play”. Y el niño, como es un niño obediente -educado en una familia feliz- atiende el llamado de su padre y va. Lo que el niño no entiende es por qué sus amigos le preguntan qué hay de su nueva mamá. ¿Nueva mamá? se pregunta el niño, su intriga saca a flote al pequeño detective que todos llevamos dentro:

Un viernes cualquiera el padre le dice al niño “Mijo, vaya y juega play” y el niño obedece a medias, finge salir pero en realidad se ha ocultado debajo de la escalera. Al poco tiempo llega “la nueva mamá” del niño, que en realidad es la amante del padre. El niño los sigue sin ser visto y descubre que ella no sólo entra con tranquilidad al cuarto de sus padres sino que además viste las prendas y usa los cosméticos y perfumes de su madre. Cuando el niño presencia semejante abominación sabe que su mente ha sido alterada de forma irreversible. Lo que no imagina todavía es que al madurar no será castigador de hombres sino de mujeres.

El niño no le dice nada a su madre sobre “la nueva mamá”, no quiere herirla, compra en cambio una cámara de video y filma cada viernes a la pareja de enamorados, cuando el padre se niega a complacer uno de los caprichos del niño éste le muestra la colección de videos porno que ha filmado en el cuarto de su madre y el padre comprende que su hijo es más astuto que él, experimenta una mezcla de admiración y angustia y el sueldo de la madre, que era administrado por el padre, pasa a ser administrado por el hijo.

El niño se convirtió en joven y el joven en un hombre atractivo, él sabe que las mujeres lo desean pero cuando las ve no piensa en su madre sino en “su nueva mamá” y se convierte en un ser despiadado:

Conoce el deseo femenino, sabe que ante la escasez de belleza masculina ninguna mujer puede dejar pasar la oportunidad de ser abordada por un hombre hermoso y entonces la víctima cae: mira, sonríe, se acerca, conversa, propone, van a la casa del hombre hermoso, hacen realidad su sueño de amor y el sueño hecho realidad es filmado con la misma cámara con la que era filmada “la nueva mamá” con el padre. Cuando termina el forcejeo la nueva novia ve el video porno que ha protagonizado y ahí termina la historia.

 

Imagen

El hombre y la mujer

4 Feb

El hombre es la más lujuriosa de las criaturas;

la mujer se aprovecha de su lujuria.

Dios hizo para el hombre una mujer,

para la mujer algo que desear gracias a un hombre.

La mujer exalta;

el deseo sacrifica.

El hombre es el pene,

la mujer el juego,

el pene fabrica espejismos;

el juego produce risa.

El pene estimula,

el humor hace más llevadera la vida.

El hombre es fuerte por el pene;

la mujer invencible por las máscaras.

El pene parece convencer;

las lágrimas parecen conmover.

Hombre y mujer saben que ambos fingen y ambos fingen no saber nada del fingimiento del otro.

El hombre es capaz de todos los sacrificios por sobreponer el amor al sexo;

la mujer de todos los martirios por parecer una Pobre Mujer.

El heroísmo produce risa, el martirio también.

El hombre tiene la supremacía del pene sobre la razón;

la mujer la preferencia de lo que el hombre le puede ofrecer más que el hombre mismo.

La supremacía significa la fuerza del pene;

la preferencia representa el derecho a la risa.

El hombre es un genio para despilfarrar dinero con mujeres;

la mujer es un ángel que desea ser invitada por un genio.

El genio es inmensurable;

el ángel indefinible.

La aspiración del hombre es la suprema gloria mientras posee a una mujer,

la aspiración de la mujer es la virtud extrema mientras aparenta ser un ángel.

La gloria hace todo lo grande;

la virtud hace todo lo divino. Ni el hombre posee la gloria ni la mujer la virtud.

El hombre es un código;

la mujer un evangelio.

El código no aprende a corregirse,

el evangelio no cree en lo que parece profesar.

El hombre piensa que piensa;

la mujer sueña que sueña.

Pensar es tener en el cráneo una larva alimentada por el deseo;

soñar es tener en la frente una aureola falsa.

El hombre es un océano de espejismos;

la mujer es un lago un poco más real que el océano del hombre, más práctico.

El océano tiene la perla que adorna: una mujer inexistente;

el lago la poesía del zángano, que deslumbra.

El hombre es el águila que vuela bajo;

la mujer es el ruiseñor que canta para seducir al hombre disfrazado de águila.

Volar es dominar el espacio imaginario,

cantar es conquistar el alma de las masas analfabetas.

El hombre es un templo para él mismo;

la mujer es el sagrario en el que cree el hombre.

Ante el templo nos conmovemos;

ante el sagrario nos arrodillamos.

En fin:

El hombre es el hombre y la mujer la mujer y Víctor Hugo con su poema El hombre y la mujer no me parece precisamente un Genio que amó a las mujeres.

Imagenp