Tag Archives: fantasía

En el mundo de la fantasía

9 Mar

María de Jesús de Ágreda O.I.C. no disfrutaba mucho cuando se bilocaba, Emily Dickinson no era comprendida cuando contaba que hablaba con las abejas (sus vecinos pensaban que estaba un poco loquita debido a tanto encierro), pocas personas pueden creer que Marguerite Duras podía llorar mientras veía morir a una mosca lentamente. Estas experiencias parecen absurdas pero a mí me gustan. Llevo tres años tratando de capturar un hada y trato de imaginarme cómo será estar en bata todo el día en la casa escribiendo y -en el mismo instante- en el salón de clase anotando algo en el tablero. El problema es que las grandes ideas se me ocurren cuando no estoy frente al teclado y entonces siento que estoy perdiendo grandes oportunidades. Lo justo sería estar siempre en la casa, con la posibilidad de estar simultáneamente en otro sitio. Hermoso sería poder vivir siempre dos vidas. Una vida siempre frente al teclado y la otra como cualquier otra vida, la vida de una persona común.

He podido llegar a experimentar el éxtasis místico, casi como si fuera una buena monja encerrada en su celda, lo vivo la mayoría de las veces durante el día pero es mucho más intenso antes de dormirme, experimento ráfagas de placer imposibles de describir con palabras, tendría que convertirme en la versión femenina de San Juan de la Cruz. No pienso en el Todopoderoso, pienso en el hombre misterioso.

Ayer estuve pensando en éxtasis místico y en la fusión entre amor, erotismo y búsqueda del Absoluto, repasé los mejores poemas místicos y los más ardientes poemas amorosos y eróticos, leí las profecías de Baba Vanga, el horóscopo de marzo y estuve pensando un buen rato en íncubos y en súcubos y no sé si esa mezcla explosiva de lecturas, pensamientos y sensaciones me llevaron a vivir la experiencia que viví anoche después de la sesión de éxtasis, si estuve en el mundo de la fantasía.

Después de la sensación de plenitud total me dormí pero en medio del sueño sentía que alguien dormía a mi lado, después sentía la presencia de seres inquietos y juguetones que no me dejaban dormir en paz, no pensaba en ellos sino en que tenía que levantarme a las 5:30, lo único que quería era dormir, no se me antojaba jugar. En medio de la experiencia mágica discutía con esos seres pequeños como si yo fuera mucho más grande de estatura pero con una mente igual de infantil  y entonces me molesté mucho y los amenacé con Dios, les dije: ¡No me molesten más porque tengo que madrugar, si siguen fastidiando lo invoco para que los espante! Y entonces me levanté como una gigante y le pedí a Dios que espantara a esos seres pequeños porque me gusta mucho dormir y no me quedaba mucho tiempo porque precisamente hoy es cuando tengo clase de siete. Dije las palabras mágicas y nadie más me perturbó el sueño, dormí profundamente hasta las 5:31.

Nocturno

22 Feb

Alrededor y alrededor de la plaza desierta

Paseamos del brazo con el Diablo.

Ningún sonido, salvo el golpetear de sus cascos

Y el eco de su risa y la mía.

Habíamos bebido el negro vino.

Grité: “¡Corramos una carrera, Maestro!”.

“¿Qué importa”, gritó, “Cuál de nosotros

Corra más esta noche?”

Nada hay que temer esta noche

A la impura luna”.

Entonces lo miré a los ojos,

Y me reí de su mentira

Y del temor constante que trataba de disimular.

Era cierto lo que habían dicho y repetido:

Estaba viejo – viejo.

Enoch Soames

 

 

Proyecto de escritura de una novela de terror: Tentada por siete Demonios

27 Ene

Mientras recorría el último tramo de mi caminata larga de lunes se me ocurrió una idea: escribir una historia larga basada en hechos reales en siete entregas. Cada historia se enlazará con las demás y los títulos serán tan contundentes como uno que tengo bastante claro: El reloj.

Te haré sentir miedo y asco narrando la historia de un reloj. Será muy divertido para mí y escalofriante para ti.

Realidad real convertida en literatura escabrosa que ponga los pelos de punta, que te haga reír y llorar y no puedas parar de leer y me odies y me ames y te den deseos de buscarme para matarme y cuando me conozcas te enamores de mí porque soy más dulce de lo que te hubieras podido imaginar y decidas matarme pero a besos.

Te haré temblar de miedo, provocaré tu asco y tu risa, pero tu risa será una risa nerviosa y cuando termines de reír te sorprenderás al descubrirte temblando de miedo y de admiración. Se trata de un ejercicio que no es arte ni ciencia sino un deporte extremo de precisión llamado elección de las palabras. Estilo puro.

El blog no es el espacio ideal para publicar un texto largo, voy a escribir pensando que lo leerás pasando hojas de papel grueso y letra grande, lo mejor es pensar en un libro. Voy a repetir el esfuerzo de los grandes novelistas del siglo XIX y XX:

Escribiré con la ilusión de verlo terminado al final de este año. Para mí, por simple y puro placer.

¿Cuando lo tenga en mis manos me incendiaré con él y me lanzaré por la ventana?

No, no seamos tan extremos.

***

¿Quiénes serán los autores homenajeados a través de este proyecto de escritura?

Los Maestros indiscutibles de la risa y el llanto:

Joyce, Bierce, Kafka, Lovecraft, Poe, Bukowski, Flaubert y Baudelaire.

—–

Queridos lectores: recen por mí para que este proyecto se pueda realizar.