Twitter y la literatura

18 May

Desde 2009 tenemos Twitter y desde el comienzo de Twitter los escritores han estado ahí con su ego malo y sus fantasías de quinceañera.

Con Twitter se vive una especie de historia de amor y al comienzo -en los dos o tres primeros años- los novatos, los más inocentes, los más incautos y menos inteligentes, asumen que se puede cambiar el mundo desde Twitter, creen que ahí se pueden encontrar los mejores amigos, los grandes trabajos, los mejores contactos y que además se puede hacer literatura, filosofía y sociología en tiempo real y para siempre. Nada más alejado de la realidad y nadie ha escrito una novela en tuits aunque muchos inocentes lo hayan intentado y en Twitter, como en todas las redes sociales, lo que es importante hoy no lo será mañana y la pelea o la confesión de hoy será borrada y olvidada por la pelea o la confesión de mañana.

Como en todas las historias de amor siempre pasa lo mismo y recientemente descubrí una nueva promoción, una nueva sociedad de poetas y filósofos más o menos malditos y rebeldes recién graduados en universidades de Medellín, niños y niñas que llegaron a Twitter en 2018 o 2019 repitiendo las mismas tonterías de los “artistas” que hicieron el ridículo con sus experimentos absurdos en 2012 o 2013. Igual que con el amor nadie vive las experiencias de otro y cada quien debe meter la pata en el mismo hueco para convencerse de que está cometiendo las mismas tonterías de nuestros abuelos.

Mucha gente lamenta que Kafka, Nietzsche, Bukowski, Schopenhauer, Bernhard, Pascal, Dickinson y los grandes aforistas del mundo estén muertos y, por lo mismo, no tengan cuenta en Twitter para vivir el privilegio de asombrarnos con la contundencia de sus frases y la claridad de sus pensamientos.

Entre 2010 y 2015 usé Twitter de forma frenética y analicé la experiencia en este blog. Mis “experimentos” de escritura me trajeron muchos problemas y ninguna obra y, sin embargo, hay gente escribiendo novelas ridículas sobre amores con hombres esquivos que no se dejaron ver ni tocar y hay una sociedad de filósofos disertando sobre el ser y la nada como si estuvieran en una aburrida clase en una universidad cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: