Archivo | marzo, 2016

Pero si crees en lo que escribes, yo iría hasta el final

14 Mar

¿Por qué le gustó tanto este comentario?

Porque no sabía de la existencia de Karl Ove Knausgard y no conocía tampoco la frase de Bukowski: “Crear arte significa estar terriblemente solo para siempre”.

¿Qué tiene de extraño el nombre y qué tiene de particular la frase?

El nombre del autor noruego es muy sonoro, busqué su nombre en Wikipedia y me encantó la biografía, pero no estoy dispuesta a leer un libro de 3.500 páginas para tratar de entender cómo se hace autoficción en Noruega. Perdió familiares, amigos y esposa por haber escrito sobre ellos en un libro. Muy radical tuvo que haber sido lo que escribió. Verdad cruda o caricaturas despiadadas de personas reales, eso debe doler mucho. La frase de Bukowski me gustó porque sin ser el borracho creo entender lo que sentía, aunque yo no me siento tan mal, no estoy tan sola y no he perdido muchas amistades por escribir lo que escribo.

“Pero si crees en lo que escribes, yo iría hasta el final”. ¿Qué piensa de esa frase?

No termino de entenderla porque no sé a qué se refiere el autor de la frase, lo que vivo en este momento es una historia de amor con una persona a la que no he visto y no creo que vaya a ver. La historia está en mi mente, no creo que esté en la de él. ¿Qué debo entender por ir hasta el final? ¿Debo obligarlo a que nos veamos? ¿Debo esperar a ver qué pasa con la historia? ¿Debo forzar las cosas para que la historia termine bien y sea digna de ser narrada?  No creo que esté dispuesta a eso. No entiendo nada.

Hasta el año pasado usted era más arriesgada pero no fue hasta el final, mucha gente quedó con la sensación de que lograron callarla, de que la censura se aplicó en su caso. Antes era una persona implacable y ahora representa el papel de ángel caído del cielo. ¿Por qué ese cambio tan radical?

Por proteger la vida, supongo. Desde que represento el papel de ángel caído del cielo no me han vuelto a amenazar de muerte, este año ha sido muy tranquilo y eso es un alivio para mí. Además no tengo nada más que decir sobre escritores colombianos, divas tuiteras, periodistas, influenciadores, actores de televisión, emprendedores colombianos en la red… Recuerde que entre 2010 y 2015 me consagré a tratar esos temas.

Cuando escribía sobre esos temas parecía usted una persona bastante agresiva. ¿Es usted una persona agresiva?

No, soy muy tranquila, de trato amable y complaciente.

¿Se siente mejor como crítica implacable o como aspirante a monja?

Es diferente, son experiencias de vida y de escritura diferentes.

Usted es una persona muy fuerte, un volcán a punto de estallar. ¿Cómo hace para fingir tan bien? Parece la flor de la compostura pero usted y yo sabemos que es más fuerte de lo que mucha gente se imagina.

Tengo un maestro espiritual: Juan Lozano.

¿Es un monje tibetano?

No, es un amigo. Nos vemos dos veces por semana y meditamos durante horas. Hablamos de la vida, de la muerte, del ser y la nada.

¿Con él probó el chontaduro?

Sí.

¿Cuándo?

Hace una semana larga.

¿A qué sabe el chontuduro?

Tiene un sabor extraño pero agradable, parece una fruta pero tiene toques de verdura.

¿Juan le envió un video sobre los valores nutritivos y curativos del chontaduro?

Así es.

¿Y qué piensa de esas propiedades?

Creo que el chontaduro no ha sido lo suficientemente valorado. Mi sospecha es que merece estar al lado del banano, el limón, la sábila y la guanábana, las frutas reinas.

be3d114e95784c7ebb640e82de6a19c9

 

Un comentario que vale la pena compartir

14 Mar

Hace dos o tres días escribí  un post sobre el hecho de que algunas personas se molestan mucho porque las menciono en este blog. No sé si he perdido muchas amistades por escribir sobre ellos, que yo sepa no he perdido ninguna porque cuando me piden que no escriba más sobre ellos no los vuelvo a mencionar.

Con ustedes, el comentario:

Karl Ove Knausgard dice que escribir su libro más popular fue como venderle el alma al diablo, porque por ello perdió amigos, familiares y a su esposa (era autobiográfico). Y según Bukowski: “Crear arte significa estar terriblemente solo para siempre” (Puedes leer su poema aquí:https://bukowskipoemas.wordpress.com/2015/11/28/el-trivial-cafe-del-mundo/). Puedes decidir uno de los dos caminos, pero si crees en lo que escribes, yo iría hasta el final. Un saludo 😉

Programación para Semana Santa

13 Mar

Sábado 19 de marzo: hacer mercado.

Domingo 20 de marzo: lavar los tapetes.

Lunes 21 de marzo: lavar el frente y limpiar la puerta y la ventana.

Martes 22 de marzo: comprar el colchón.

Miércoles 23 de marzo: pintar las paredes blancas.

Jueves 24 de marzo:  lavar la cortina 1.

Viernes 25 de marzo: lavar la cortina 2.

Sábado 26 de marzo: lavar la cortina 3.

Domingo 27 de marzo: día de descanso.

 

Una muñeca bailando

13 Mar

Cuando era niña no me sentía niña sino niño o señor, más señor que niño, y veía televisión con mucha seriedad, con la mano en la barbilla. Sentía que extrañaba mi barba, viví con esa sensación hasta cuando cumplí catorce años, sentía que venía de otra vida y que mi familia no era mi familia, vivía con la sensación de que había llegado al lugar equivocado.

Me gustaba mucho ver programas musicales en vivo y si el cantante bailaba acompañado de otros bailarines me gustaba más. Estaba enamorada de Raffaela Carrá cuando tenía siete años, la veía cantando y bailando y me imagina que yo no era una niña de siete años sino un muchacho de veinte, soñaba que ese muchacho se fascinaba tanto con esta mujer que parece una muñeca bailando y no podía entender que un hombre renunciara a ser hombre porque deseaba verse como Marilyn Monroe o como Brigitte Bardot. Yo pensaba que si fuera hombre y deseara verme como una mujer elegiría como modelo a Raffaela Carrá.

Este video es la materialización total de la muñeca bailando

Aquí no es una muñeca, es una mujer. Cuando la veía pensaba que encarnaba el ideal de mujer libre. La veía como feminista sin haber leído sobre feminismo

Confieso que…

12 Mar

A veces siento que no vivo por vivir sino para narrar lo vivido y eso me hace sentir un poco culpable, siento que exprimo a mis amigos, que mientras hablo con ellos la persona que escribe está muy atenta a la conversación para no perder la esencia de la experiencia, procesarla mientras duermo y cuando ha sido completamente asimilada salto al teclado antes de la cinco de la mañana y escribo.

Otra persona pide no volver a ser nombrada aquí

12 Mar

Mi sobrino y Andrés descubrieron que no les gusta ser nombrados aquí y cada quien a su manera lo manifestó. Como tengo palabra y sé cumplir apenas escribo sus nombres y paso a decir ahora que anoche, después de una airada conversación con subidas y bajadas de tono, el hombre sobre el que he escrito la mitad de los posts en los últimos dos meses terminó pidiéndome lo mismo y tiene todo el derecho. No le parece emocionante que lo ennoblezca, le parece que exagero en la atribución de sus cualidades, se siente distorsionado unas veces, otras se siente caricaturizado.

No le parece justo que hable de amor si no nos hemos visto y le molesta mucho que sea tan erudita para hablar del tema, él cree que el amor no se teoriza sino se vive, tiene todo el derecho a molestarse al sentirse expuesto aquí. Yo misma siento a veces que no tengo ideas propias, que lo poco que soy se lo debo a la lectura de un libro, a las mentiras de otro autor al que terminé creyéndole; pero es inevitable, no puedo parar de leer ni de escribir sobre lo que voy leyendo y sobre lo que voy viviendo porque la lectura es un vicio y la escritura es un vicio todavía peor.

Hay personas a las que les gusta ser nombradas aquí, hay personas que ni siquiera saben que las nombro porque no me leen; hay otras personas que se sienten asfixiadas y expuestas porque sienten que en alguna medida las uso para escribir, dudan si viven la vida cuando están conmigo y si mientras están a mi lado, me hablan o me escriben yo estoy con ellos o estoy pensando en la forma que le daré a eso que estoy viviendo, si ese momento será digno de ser convertido en escritura o si es la vida.

Así me endulzan el oído

11 Mar

Yo no enamoro…

Háblame de amor…

Quiero tu cerebro desnudo…

Quiero mostrarte algo…

Eres un ángel…

Eres fantástica…

Me gusta como escribes…

Me gusta lo que dices…

Me gusta tu voz…

Imagina que estoy a tu lado…

Virtudes privadas

11 Mar

Los deberes políticos, exaltados por la filosofía de Platón y Aristóteles, son desplazados por la búsqueda de la felicidad personal, la sabiduría o la serenidad, al margen de la sociedad. Pirrón busca la indiferencia, Epicuro la templanza, Zenón la impasibilidad: virtudes privadas. Otros buscan el placer, como Calímaco y Meleagro. Todos desdeñan la vida política.

La-Llama-Doble-Paz-Octavio

La presencia es real e impenetrable

11 Mar

Odette lo fascina porque es impenetrable. No su cuerpo: su conciencia. Como la amada ideal de los poetas provenzales, es inalcanzable. Lo es, a pesar de la facilidad con que se entrega, por el mero hecho de existir. Odette es infiel y miente sin cesar pero, si fuese sincera y fiel, también sería inaccesible. Swann la puede tocar y poseer, la puede aislar y encerrar, puede convertirla en su esclava: una parte de ella se le escapará. Odette será siempre otra. ¿Odette existe realmente o es una ficción de su amante? El sufrimiento de Swann es real: ¿también es real la mujer que lo causa? Sí, es una presencia, un rostro, un cuerpo, un olor y un pasado que no serán nunca suyos. La presencia es real y es impenetrable: ¿qué hay detrás de esos ojos, esa boca, esos senos? Swann nunca lo sabrá. Tal vez ni la misma Odette lo sabe; no sólo miente a su amante: se miente a ella misma.

La-Llama-Doble-Paz-Octavio

 

Sexualidad pura

11 Mar

El furor amoroso de Simetha parece inspirado por Pan, el dios sexual de pezuñas de macho cabrío, cuya carrera hace temblar al bosque y cuyo hálito sacude los follajes y provoca el delirio de las hembras. Sexualidad pura. Pero una vez cumplido el rito, Simetha se calma como, bajo la influencia de la luna, se calma el oleaje y se aquieta el viento en la arboleda.

La-Llama-Doble-Paz-Octavio