Admiramos en ella lo que no admiramos en nosotros

27 Feb

Es una mujer nacida para no molestar a nadie.

Tiene la expresión atónita de las estatuas pero no es una tonta, es sólo que se concentra mucho.

Es más indiferente e imponente que un andamio.

Eran ilusiones suyas. Nunca la han odiado, quizá.

Es imposible odiar a alguien como yo.

Hace ya mucho tiempo que ha renunciado a ser realmente comprendida.

Hasta que apareció Juan.

No se confundan, no es Juan Andrés, es Juan Lozano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: