Archivo | 23:43

Robert D. Richardson describe este blog

6 Oct

“Lleva un diario para hacerte el hábito de rendir cuenta de ti mismo ante ti mismo de alguna manera rigurosa y con intervalos más regulares que los que puede ofrecerte la mera conversación”. Lo que Emerson llevaba , y lo que recomendaba con entusiasmo a otros, era lo que solía denominarse un libro de citas, un volumen en blanco en el que uno toma nota de las imágenes más vívidas, las grandes descripciones, las expresiones notables, los puntos sobresalientes de la propia vida y de sus lecturas; las cosas que uno quiere recordar y conservar.  Un libro de citas no es un diario, ni un calendario ni una agenda, ni un registro de los propios sentimientos. Si tu diario consiste en los mejores momentos de tu vida y tus lecturas, entonces releerlo será como caminar por una elevada senda de montaña que va de una cumbre a otra sin tener que descender a la depresión de la rutina. El solo hecho de leer un diario exclusivamente compuesto por puntos altos tensará las cuerdas y elevará el tono del lector.

edi_0001s_0001_Primero-leemos-despues-escribimos

Hay ciertas cosas que no pueden decirse

6 Oct

No se puede decir que Dios no existe.

No se puede decir que dar vida es dar sufrimiento.

No se puede decir que la madre no es lo más sagrado.

No se puede decir que el amor es un pretexto para tener hijos.

No se puede decir que siete mil millones de humanos es mucha gente.

No se puede decir que los emprendedores son desempleados optimistas.

No se puede decir que la vida no tiene sentido ni vale la pena buscárselo.