Llamada caliente o, bien, los infortunios de la virtud

25 Jul

Eran las dos de la mañana y timbró el teléfono. Yo, por supuesto, estaba absolutamente dormida.

Aló.

Para preguntar por el clasificado.

¿Cuál clasificado?

El de la mujer madura que ofrece servicios.

Yo no he puesto ningún clasificado, lo engañaron señor.

Colgué y devolví la llamada, le pregunté al señor dónde había visto ese clasificado y me dio todos los detalles, me dijo que el anuncio iba acompañado de una foto. Le pedí que me describiera la foto y al parecer sí es una foto mía. Cuando terminó de hacer la descripción dijo en tono amable que es una foto muy agradable.

Mientras hablaba con el señor que buscaba compañía de mujer madura a las dos de la mañana me sentí como la protagonista de Justina o los infortunios de la virtud, de Sade, y le narré a mi interlocutor las desventuras de mi vida a propósito de anuncios publicados por personas que me aman o me odian y me ofrecen para prestar servicios eróticos. Primero pusieron un anuncio donde Andrés y yo trabajábamos en pareja, después pusieron otro anuncio donde Andrés ofrecía servicios a hombres y ahora de nuevo conmigo en el papel de la mujer madura. Le dije que esos anuncios los publica gente que me conoce, está obsesionada conmigo y busca que me despierten a las dos de la mañana.

El señor me oyó con atención, por el tono de mi voz y mis palabras no tuve que aclararle que estaba hablando con una persona que de nuevo es víctima de una broma de muy mal gusto, nos despedimos amablemente y luego volví a pensar en las fotografías que he publicado en internet.

Son fotos que he publicado yo. Algunas personas creen que soy la mujer más fea del universo y otros creen que tengo un  atractivo que no pueden explicar.

Recordemos que en el último mes han aparecido dos galanes deseosos en Twitter que han fantaseado en una experiencia conmigo porque han visto esas fotos, fotos que ha visto mucha gente y fueron publicadas hace un año o más, no son ninguna gran revelación.

El joven 18 años menor decía que me veía muy joven y que me imaginaba como una persona plena, sospecho que se concentró en esta foto

6667097_4d5cd8712c_m1

El Casanova que me mostró tres fotografías del tamaño y la forma de su admiración hacia una dama como yo me dijo que estas son las dos fotografías que lo ponen a soñar, esas y no otras

7593971_0fbb31c204_mrhjh030g (1)

Quiero creer que la fotografía que vio el señor que llamó a las dos de la mañana fue esta, ahí me siento como una persona agradable

e50058ba3b83b429d8956f97e04b4045 (1)

Esa es mi foto favorita, donde me siento más yo.

No quiero creer que la foto con la que se encontró el señor triste fue esta porque no se ve mi mirada ni mi sonrisa

aHoNDMlg

Mi sueño dorado es que la gente se fijara con atención en estas tres fotografías porque lo que me caracteriza no es el erotismo sino la dulzura, debería ser considero como falta grave hacerle propuestas indecorosas a una persona como yo, no me lo merezco

B6yH8azIAAABep95957076_43c7941dbe_m (1)4704171_db40dbfcb3_m (1)

Anuncios

Una respuesta to “Llamada caliente o, bien, los infortunios de la virtud”

  1. fokyumen 28 julio, 2015 a 13:23 #

    Ay Elsy, están obsesionados contigo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: