Carta abierta a Estefanía Uribe Wolff

6 Jun

En su cuenta de Twitter enlazó hoy uno de mis posts y ha escrito en tono zalamero: “Sea lo que sea, tengo que decirlo, esto me gustó mucho. Es lúcido y ameno”. También ha mostrado con orgullo una foto que me tomé con usted cuando vino a Bogotá y tuve la desgracia de conocerla.

Me parece de muy mal gusto que siendo usted una de las personas que más se ha ensañado en contra mía en los últimos meses decida compartir ahora esas joyas con sus amigos y seguidores. Tenga en cuenta que yo le ofrecí mi amistad de forma auténtica y desinteresada y usted decidió en un momento de su vida que lo mejor era prescindir de mí.

Yo me tomé en serio la ruptura de esa amistad y creo que lo más sensato es que usted haga lo mismo.

La única persona con la que he cometido el error de tomarme una foto ha sido usted, a nadie más le he aceptado ese tipo de payasada, veo que tanta insistencia no era gratuita: usted colecciona fotos con gente famosa para luego presumir con sus allegados, con sus nuevos amigos.

No se confunda conmigo, no soy una figura pública, no merezco formar parte de su álbum para mostrar con orgullo. Veo que se siente famosa al tomarse la foto con los famosos pero se equivocó usted de persona, no soy escritora, reina, cantante ni candidata a la alcaldía, soy la persona más común del mundo y me molesta mucho que haya abusado usted de mi confianza de esa manera.

No se engañe más conmigo, no aspire a que vuelva a congraciarme con usted, parece que no llegó a conocerme ni siquiera un poco. ¿Cree que soy otra de esas personas que le siguen la corriente para que no beba o no se deprima? ¿Cree que al exhibir esos trofeos a costa de mi nombre y de mi imagen lo justo es que sienta pena por usted porque está enferma y es alcohólica? ¿Cree que también le voy a ofrecer mi lástima como se la ofrece el 90% de la gente que la conoce?

No, no lo voy a hacer.

Le escribo este mensaje en público para que me deje en paz de una vez por todas y para siempre, para que se convenza de algo: yo confié en su amistad y le ofrecí lo mejor que tengo como ser humano y usted me usó hasta el momento en que se le dio la gana. Ese tipo de actos no merecen ningún tipo de consideración.

Haga el favor de ignorarme, deje de presionarme, sea más cuidadosa con las personas que le ofrecen cualquier tipo de cariño, no use sus problemas personales para abochornar a los demás.

Gracias por enseñarme que en el futuro debo ser mucho mas precavida cuando decido conocer a alguien, gracias por hacerme entender que la próxima vez que alguien me pida una foto tengo que gritar que me dejen en paz, que no me gusta que me tomen fotos para luego ser exhibida como trofeo por gente como usted.

Anuncios

4 comentarios to “Carta abierta a Estefanía Uribe Wolff”

  1. Tefa (@Tefa_) 6 junio, 2015 a 21:36 #

    Mira, baby, por más bajos que sean tus comentarios no vas a lograr que yo caiga en ese juego.
    Jamás te retiré mi amistad, ni tampoco me he ensañado en tu contra.
    Ahora, repito acá lo que te dije en Twitter: no fue una foto, fueron dos, y no fui yo quien pidió tomarlas (aunque si no lo hubieras hecho es muy probable que sí te lo hubiera pedido) sino que además quisiste que hiciéramos una Twitcam.
    Yo simplemente enlacé un artículo (como seguiré haciéndolo) que me pareció lúcido y sensato.
    Ese papelón que vienes haciendo de quedar como una pobre víctima de toda la triste humanidad que ha rozado tu existencia está bordeando ya con lo lastimero y lo absurdo.
    No soy tu enemiga, así tú quieras graduarme de eso. Tampoco busco de ti todo eso que dices, porque la fama, Elsy, los seguidores, las cuentas con muchos o los blogs más visitados y todo eso que dices despreciar, a mí me repele y me tiene muy sin cuidado.
    Deja de insistir -con falsa modestia- en que no eres nadie, cuando a lo que te dedicas es a demostrar el día entero lo contrario. Que eres alguien y qué haces u opinas ante cualquier suceso de índole mediática. Cuántas visitas recibes, cuántos seguidores, cuántos RT y hasta cuántos miles se tomaron la molestia de hacerte cerrar la cuenta anterior.
    Yo creo que lo mejor que puedes hacer para que evites llegar a todas estas conjeturas que te sirven a tu causa como mártir es, aparte de tenerme bloqueada, dejar de entrar cada rato a mi Twitter a ver qué pongo o no, con quién y de qué manera me tomo fotos o qué partes muestro o no en mi cuenta de Instagram.

    Por cierto, ya que te importa tan poquito todo lo que dices que te importa tan poquito, es hasta triste ver cómo evitas mencionar a tus “víctimas” con su nombre de usuario y has dejado de poner sus fotos por miedo a que te cierren tu actual cuenta en Twitter.

    Besis

  2. elsyrosascrespo 6 junio, 2015 a 21:45 #

    Lo que deseo de todo corazón es que dejes de nombrarme. Haz de cuenta que no existo. Espero que te haya quedado claro.

    • Tefa (@Tefa_) 6 junio, 2015 a 21:51 #

      Claro lo tengo, Elsy. Por eso te reitero, quítate el sufrimiento y ya no visites mis redes.
      (No veo, por cierto, cómo puedas sustentar que yo me he ensañado contigo)

  3. juako 16 noviembre, 2015 a 23:11 #

    DEJA DE SER INTENSA ELSY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: