Archivo | 19:55

Mi vocación de maestra

20 Feb

Todos los días recibo mensajes de agradecimiento, este es mi favorito del día. Hay algo en este mensaje que me hace sentir que hay placeres que el dinero no puede comprar, por ejemplo, tratar de imaginar lo que cada persona hace con los textos que lee cuando pasa por aquí.

Espero que les guste tanto como a mí:

Al igual que la mujer del comentario yo también la admiro, me gusta mucho ese blog y sigo no tan regularmente su cuenta de twitter, aunque su humor me divierte debo reconocer que me llama mucha la atención sus apuntes literarios yo desde mi total ignorancia, producto de la falta de tiempo, obligaciones como madre y esposa, han hecho dificultoso la terminada de un libro, recuerdo un tuit suyo donde escribía algo sobre que los escritores Gustavo Flaubert y Baudelaire tenían obsesión con el cabello de la mujer, yo tratando de descrestar a mi colega de trabajo él un intelectual consumado, le comento su tuit haciéndolo pasar por idea mía , y el hombre queda sorprendido sonríe, y me dice tienes toda la razón!, a mí esto me causa mucha gracia, yo no sabía de lo que estaba hablando. Unos días después le dije a mi niña de 12 años que sacara la biblioteca de su colegio “Madame Bovary”, y pues la leí con un gusto increíble, y releía los comentarios suyos acerca de este gran escritor y pues yo sin saber mucho me maravillé con este texto y tristemente encontré muchas semejanzas conmigo, una mujer casada hace 20 años sin derecho a descanso, también he leído a Fernando Vallejo y anoto sus sugerencias de lecturas, al igual que la persona que le hizo su comentario yo le agradezco su generosidad al compartir sus conocimientos me imagino producto, de su vocación como maestra.

En estas redes abunda la superficialidad y la tontería los que la agreden simplemente no se han dado el trabajo de leerla , yo encuentro una diferencia notable en la profundidad que usted maneja y la tontería que abunda, de los que solamente gobernados con su ego quieren impresionar, descrestar , con palabras en inglés, me gusta la simpleza con que escribe y refleja en su cuenta de instagram.

Muchas gracias

Una caída espectacular

20 Feb

He practicado el salto al vacío desde 1979.

El primero fue para demostrarme que soy inmortal:

Subí a un tercer piso,

Me elevé como una cometa y me dejé caer.

Como se podrán imaginar no me pasó nada.

Caí parada, como lo sospeché cuando intenté ese primer gran salto.

Entre 1989 y 1999 rodaba por escaleras y caía parada.

Nunca he sufrido una fractura en mis caídas espectaculares.

La única caída premeditada fue la primera,

Las demás se daban de forma espontánea,

Como si el cuerpo tuviera la necesidad de demostrarle al alma que soy más fuerte de lo que yo misma me puedo llegar a imaginar.

En el 2000 supe que debía evitar las caídas

Porque el paso del tiempo va deteriorando la maquinaria.

He sufrido pequeñas caídas y nunca pasa nada:

El cuerpo no siente dolor, es como si cayera sobre espumas de algodón.

Hoy: 19 de febrero de 2015,

Diez años o más después de la última caída que recuerdo,

Acabo de tener una caída espectacular,

Como la de 1979:

Como tengo espíritu aventurero me ubico en la parte más alta del bus que aquí llaman alimentador.

Es necesario subir un escalón para llegar a la silla ideal.

Me subí y me dispuse a hablar por teléfono.

Con las manos sueltas,

Como la gente segura de su propio poderío.

En un curva volé y caí en la mitad del bus.

Lo más asombroso es que no dejé de hablar ni de sonreír.

Con la otra mano y con el bus en movimiento

Recogí mis cosas,

Me volví a sentar

Y le conté a mi interlocutor lo que había ocurrido mientras hablábamos y no lo podía creer.

Todos los pasajeros del bus me miraban entre sorprendidos y admirados.

Llegué a mi paradero, me bajé de mi silla

Caminé y me sorprendí ante la idea de que no sé cómo hago para caer y no sentir dolor.

Es como si fuera un ser de otro planeta,

Como si no tuviera cuerpo.

¿Son los ángeles, los gnomos, Dios o todo es fruto de nutrición consciente, deporte y amor propio?

Estoy asombrada,

El incidente ocurrió hace menos de veinte minutos y quería dejar constancia del hallazgo.