Archivo | 18:00

En este mundo sobran los viejos y los profesores de humanidades

21 Ene

Hace cincuenta años no teníamos Google ni Twitter

Los niños miraban con respeto y reverencia a los adultos y a los profesores.

Los adultos y los profesores representaban la sabiduría.

Si teníamos una duda recurríamos a ellos: los sabios.

Era complicado encontrar todas las verdades en los libros

Y leer libros es una tarea lenta y dispendiosa.

El conocimiento adquirido con los libros precisaba de toda una vida

Y mientras aprendíamos nos sorprendíamos con los conocimientos de las personas mayores.

Eso tiempo ha quedado atrás:

Ahora, gracias a internet,

los viejos son un estorbo

Y los profesores de humanidades personas ridículas que hablan muy despacio y nos distraen de nuestras conversaciones vía WhatsApp.

Aunque los libros no desparecerán es un hecho que las dudas que podrían despejarnos los viejos y los profesores de humanidades

Las despejamos casi todas si somos pacientes y aprendemos a hacer la consulta en Google o en YouTube.

Anuncios