Archivo | julio, 2014

Ideas sobre el tiempo

8 Jul

Cómo me gustaría un ensayo tuyo sobre lo que dicen tus autores favoritos sobre el tiempo. Me encanta ese tema.

@Margaritarosadf

***

Como Margarita me ha pedido que escriba lo que dicen mis autores favoritos sobre tan bonito tema los voy a poner a hablar a ellos a través de mis citas favoritas, no voy a escribir quién dijo qué, cuándo, dónde ni por qué, sólo los citaré. Sin nombres y sin comentarios, como si todos estuvieran muertos y nadie los hubiera conocido.

Hay varias formas de pensar, vivir y hablar del tiempo y para darle forma y sentido a las voces de los autores dividí las citas en temas. Lo que ellos piensan del tiempo es lo que también pienso yo, eso se da por sentado, por eso me gustan, los admiro, trato de imitarlos y conservo sus mejores frases.

 

El instante perfecto

En cuanto uno se recuesta, el tiempo deja de fluir y de tener importancia.

No echaré a perder mi amor por lo sombrío escribiendo una oda a la oscuridad.

El éxtasis lo encuentro en el vivir, la mera sensación de estar viviendo es suficiente gozo.

Caminar en un bosque entre dos hileras de helechos transfigurados por el otoño; eso es un triunfo.

El tiempo de la lectura

Una carta la siento siempre como la inmortalidad, porque es la mente sola sin el amigo corporal. Deudores en nuestra conversación de la actitud y del acento, parece que hay un poder espectral en el pensamiento que camina solo.

Cuando vio este nuevo libro sobre su mesa de noche, apilado sobre el que había terminado la noche anterior, estiró la mano automáticamente, como si leer fuera la primera y única tarea evidente del día, la única forma viable de negociar el tránsito del sueño al deber.

¿Sabes que es lo que hay de más íntimo, más oculto en todo mi corazón y lo que es más “yo” en mí? Son dos o tres pobres ideas de arte incubadas con amor; eso es todo. Los más grandes acontecimientos de mi vida han sido algunos pensamientos, lecturas, ciertas puestas de sol en Trouville al borde del mar, y charlas de cinco o seis horas consecutivas con un amigo que ahora está casado, y perdido para mí.

Las horas

El Hoy hace que el Ayer signifique.

No tengo tiempo de describir mis planes, Debería decir muchas cosas sobre las horas y mi descubrimiento; cómo excavo hermosas grutas detrás de mis personajes; creo que eso plasma exactamente lo que quiero; humanidad, humor, hondura. La idea es que las grutas conecten entre sí, y cada una sale a la luz del día en el momento presente.

El tiempo y la muerte

La vida es una muerte que prolongamos; la muerte es el gozne de la vida.

El hombre ha nacido para morir. ¿Qué quiere decir eso? Perder el tiempo y esperar.

Para vencer la perturbación o una inquietud tenaz no hay nada como imaginar el propio entierro.

Es reconfortante reconocer que somos provisionales permanentes, aunque nada más sepamos.

Nada te será tan útil para mostrar temperancia en todas las cosas como la frecuente consideración de la brevedad y la incertidumbre de la vida. En cualquier cosa que hagas, pon tus ojos en la muerte.

Estas dos muchachas crecerán hasta llegar a la edad madura y después a la vejez, y se marchitarán o se hincharán; los cementerios donde serán enterradas eventualmente se volverán ruinas donde la hierba crecerá salvaje y los perros merodearán de noche.

El tiempo subjetivo

La puntualidad es propia de un angustiado.

Muchas cosas que causan terror de noche, el día las torna ridículas.

El tiempo y las expectativas

La vida está construida de tal manera que el acontecimiento no puede igualar a las expectativas.

Lo único que debería enseñársele a los jóvenes es que no hay nada o casi nada que esperar de la vida.

La mayor parte de nuestros Momentos son Momentos del Prólogo. “Siete Semanas” es una larga vida – si se viven del todo.

No creo en nada, pero siempre me alegra despertarme por las mañanas. No me deprime. Nunca estoy deprimido. Sé que es una locura, porque es un optimismo sobre nada. Creo que la vida no tiene sentido y sin embargo me excita. Siempre creo que va a suceder algo maravilloso.

Antes pasé largas horas soñando con triunfos asombrosos para mí, cuyos clamores me hacían estremecerme como si ya los hubiera oído. Pero no sé por qué, una mañana me desperté desembarazado de aquel deseo, incluso más enteramente que si hubiera sido satisfecho. Entonces me vi más pequeño, y dediqué toda mi razón a observar mi naturaleza, su fondo, y sobre todo sus límites.

El tiempo perdido

Laboro para deshacerme del espanto, pero el espanto impulsa la labor.

El tiempo vacío de la meditación es, en realidad, el único tiempo lleno.

No hago nada, es cierto. Pero veo pasar las horas -lo cual vale más que tratar de llenarlas.

Casi siempre lo mejor de la vida consiste en no hacer nada en absoluto, en pasar el tiempo reflexionando, rumiando todo ello.

Cuando tenía treinta años creía no haber vivido. En esa época no sospechaba todavía que era imposible no vivir. A los treinta años comprendí el error de pensar que la lectura y la meditación pertenecen menos a la vida que otras ocupaciones.

El tiempo y la espera

En la espera se manifiesta, se revela, la esencia del tiempo. ¡Qué superioridad la de haber dejado de esperar!

El tiempo y la incertidumbre

El recordar una determinada imagen no es sino echar de menos un determinado instante, y las cosas, los caminos, los paseos, desgraciadamente son tan fugitivos como los años.

Yo no sé quién me ha traído al mundo, ni lo que es el mundo, ni lo que soy yo mismo. Permanezco en una ignorancia terrible de todas las cosas. No sé lo que es mi cuerpo, ni mis sentidos, ni mi alma, ni esta parte de mí mismo que piensa lo que estoy diciendo y que reflexiona sobre todo, y sobre sí misma, y que, por otra parte, no se conoce tampoco. Veo estos espantosos espacios del Universo que encierran, y me encuentro ligado a un rincón de esta vasta extensión , sin que sepa por qué estoy colocado en este lugar y no en otro, ni por qué este poco tiempo que me es dado vivir me ha sido asignado a este punto, y no a otro, de toda la eternidad que me precede y de toda la que me sigue.

 El tiempo del cerebro

La realidad es sólo una ilusión, pero una ilusión muy persistente.

Somos básicamente máquinas de soñar que construyen modelos virtuales del mundo real.

El cerebro debe reconstruir el mundo externo como una película o un sueño continuo, en permanente discurrir. Para ello debe anticipar o prever constantemente, operando y orientando su foco de manera discontinua, pero integrando todo lo anterior mediante una actividad en saltos, en intervalos discretos de tiempo. En otras palabras, la predicción impulsa la reorganización de foco de manera rápida y evanescente.

Una vez evolucionadas, las neuronas constituyen la estructura central de todos los cerebros en todas las formas animales: transmiten información, construyen, soportan y memorizan el mundo interno –mundo compuesto de neuronas que simula la realidad externa apropiándose de sus principios operativos, para después volver a introducir en el mundo exterior el producto de la cognición por medio de los movimientos que denominamos conducta.

Si la tecnología de la conciencia se desarrolla suficientemente, se podría colocar a una persona en un entorno virtual y engañar a su cerebro hasta el punto de hacerle creer que su auténtica realidad es aquella y que su cuerpo real es el cuerpo que siente en el mundo virtual… la vuelta al mundo real podría ser muy impactante: una experiencia de este tipo conferiría una percepción muy clara de un hecho que normalmente tendemos a ignorar: que el mismo mundo real, la misma sensación que percibimos cada día de tener una identidad y estar en un cuerpo, no es nada más que una creación del cerebro, tan arbitraria y manipulable como la del mundo virtual. Incluso podríamos ser cerebros conservados en formol y nuestra conciencia, el resultado de una sencilla estimulación externa.

Conclusión

Sí, piensa Clarissa, es hora de que el día termine. Damos fiestas; abandonamos a nuestras familias para irnos a vivir solos a Canadá; luchamos por escribir libros que no cambian el mundo a pesar de nuestros talentos y de nuestros generosos esfuerzos, de nuestras extravagantes expectativas. vivimos nuestras vidas, hacemos lo que sea que hagamos, y después dormimos -es así de fácil y ordinario. Unos cuantos saltan por una ventana o se ahogan o toman pastillas; muchos más mueren por accidente; y la mayoría de nosotros, la gran mayoría, somos devorados lentamente por alguna enfermedad, o si somos afortunados, por el tiempo mismo. No nos queda más que este consuelo: una hora aquí y allá en la que nuestras vidas se abren en una explosión, contra todas las posibilidades y todas las expectativas y nos ofrecen todo lo que jamás imaginamos, aunque todos excepto los niños (y quizás ellos también) saben que a estas horas inevitablemente seguirán otras más oscuras y más difíciles. Y sin embargo, amamos la ciudad, la mañana, más que nada, tenemos la esperanza de más.

Fiebre mundialista y amenazas de muerte

6 Jul

Todos sabemos que la única manera de detener las agresiones y las amenazas de muerte en Twitter es publicando los pantallazos.

Hoy llegó la Selección Colombia y muchas personas se reunieron en el parque Simón Bolivar desde antes de las siete de la mañana.

Para mí fue impactante, claro. No esperaba que tanta gente se sintiera convocada para tan magno evento.

Escribí lo que pensaba del asunto y las agresiones no se hicieron esperar.

Muerte, linchamiento, ácido, violación…

Aquí una pequeña muestra de la forma en que celebra el país más feliz del mundo, el pueblo unido por una sola bandera.

ensayista 3

unnamed

ensayista 2

ensayista 1

Feminismo colombiano

4 Jul

En 1929 Virginia Woolf escribió Una habitación propia y a partir de ese momento ese ensayo se constituyó en un texto clave para pensar en las mujeres, el arte, el dinero y el feminismo. Ha pasado casi un siglo y el feminismo sigue estando de moda, se siguen escribiendo libros sobre el asunto, pero los cambios de fondo no son muy evidentes; no se sabe si por falta de difusión del material teórico y si porque hombres y mujeres son más dichosos viviendo en estado natural, como cualquier animal con ojos para ver y patas para desplazarse y buscar con quién copular: machos y hembras mezclan su material genético para que no se pierda el prodigio, para vivir la plenitud del milagro de la vida, como si no hubiera más sentido que la reproducción de los seres y la multiplicación de los nombres y los apellidos.

A continuación voy a tratar de presentar de forma breve y concreta las formas de vivir el feminismo en Colombia, hay feminismo para todos los gustos, según las necesidades y la conveniencia de cada mujer. Cada colombiana tiene su andamiaje teórico en el cual escudarse, ideas maravillosas para justificar su propia estupidez.

1. El puterío como feminismo

Hay una vertiente del feminismo que parte del cuerpo y de la libertad de la mujer para disponer de ese cuerpo-máquina como le plazca porque es lo único que de verdad le pertenece. Si el cuerpo y la explotación de la sexualidad se constituyen en fuente de placer -y de ingresos- es la mujer y sólo la mujer quien, gracias a una decisión autónoma, decide convertirse en la máquina de follar, en la gran puta. Si cobra o no cobra no es relevante, lo que de verdad importa es que la mujer decida sobre su cuerpo y ya.

2. La madre cabeza de hogar

Hay una vertiente del feminismo que parte del siguiente presupuesto: la mujer es una verraca, mucho más verraca que el hombre. La predisposición biológica para  parir le confiere poder y si es capaz de parir y de educar a sus hijos como ciudadanos de bien, sin necesidad de un hombre, esa mujer se constituye en una especie de heroína, es la Hembra superior a todas aquellas que no han vivido la experiencia más bella de la vida: la maternidad.

Esta teoría goza de mucha aceptación en Colombia. Algunas de estas mujeres ven al hombre como semental, el gran trabajo, la gran realización y el ser ejemplar de la historia será siempre la mujer, la guerrera, la incansable, la que lo entrega todo por amor a la cría.

Algunas feministas quieren al hijo pero no quieren al hombre; algunas llevan su rebeldía a constituirse en abiertamente lesbianas. Lesbianismo y feminismo son una buena combinación para convertirse en una mujer respetable en algunos contextos. Ellas también se sienten autónomas.

3. La empresaria exitosa

Hay una vertiente del feminismo que parte de la idea de que la mujer no es inferior al hombre y compite con éste con la idea de gozar del poder que ha sido instaurado a lo largo de los siglos para ser beneficio propio del gozo masculino. Entonces la mujer se convierte en una máquina de producir plata, es una mujer que desea ser famosa, reconocida y admirada por millones de seres humanos, masas que se extasían ante su presencia. Son cantantes, bailarinas, diseñadoras, fabrican perfumes, promueven causas y son hermosas, casi siempre muy femeninas y muy tranquilas, controladas, claras en sus metas como los grandes ejecutivos, como los hombres.

4. La todoterreno

Hay una vertiente del feminismo que parte de la idea de la realización de la mujer. Ella puede disfrutar del trabajo, la maternidad, la feminidad, la intuición, la creatividad, la sexualidad, se trata de la mujer que puede ser muchas mujeres y en cada faceta se desempeña bien, es una mujer exitosa en un nivel o en varios y se lleva bien con la publicidad y con los bancos, ella es un cliente preferencial. Los niños son un buen gancho para atraer clientes pero algunas mujeres pueden llegar a ser todavía más dóciles que el más mimado de los bebés.

El dinero que cae en las manos de las mujeres es dinero que se esfuma de forma más dispersa que el que cae en las manos de los hombres, la mujer es mejor administradora, más intuitiva, más organizada. Ellas saben cómo gastarse el dinero, cómo llegar a ser mujeres admirables, son mujeres que gozan viendo cómo se esfuma la ganancia de forma organizada y creativa.

5. La indignada

Hay una vertiente del feminismo que parte de la idea de que ser feminista consiste en llorar durante toda una vida porque las mujeres han sido maltratadas, violadas, mutiladas, humilladas, estigmatizadas, minimizadas, atacadas de forma física y psicológica a lo largo de la historia. Lloran por las víctimas del pasado y por las del presente. Buscan víctimas todos los días para exhibir, para sensibilizar a la sociedad entera sobre hechos que no se pueden volver a repetir, ven agresión por doquier, se convierten en mujeres amargadas, resentidas, frustradas y solitarias porque el sufrimiento por el dolor ajeno se convierte en su propio peso, en su propio castigo.

Algunas lo sufren de verdad y mueren vírgenes y mártires. Otras, la mayoría de estas buenas mujeres, suelen mezclar otros tipos de feminismo, especialmente el feminismo del puterío y el de la mujer exitosa que no es menos que nadie, menos que el hombre. Esos papelones suelen hacer sentir bien a las masas embrutecidas, la chusma se siente bien ante la representación de la mujer más buena del mundo, la que es capaz de ponerse en el papel del otro y sufrir con las demás, sufrir por los dolores de comunidades enteras. Mártires como Cristo o iluminadas como Buda.

Un comentario sobre Carolina Sanín

1 Jul

Lo hermoso de tener dos blogs es que a veces se pueden establecer diálogos gracias a los comentarios de los generosos lectores. Este blog es nuevo, tiene apenas un año, el otro, el más visitado, el más comentado, se maneja solo, no necesita promoción en Facebook ni en Twitter.

Cuando dejan comentarios reveladores en cualquiera de los dos blogs los comparto para que los lectores me ayuden a descifrarlos. Con ustedes, una pequeña pieza crítica a la vida y la obra de Carolina Sanín:

Muy interesante, dos personajes de quienes nada sé, si bien de Carolina Sanín vi algunas cosas en Facebook, unas «razonables», otras no tanto, pero me causó curiosidad, además vi que ha publicado algunos libros (con los cuales se autopromociona, junto a una que otra intervención salpicada de groserías e insultos a los cuales quiere agregar estridencias para ser más llamativa) y pensé en procurarme alguno de ellos sin que tal intención implicara el comprarlos. No leo los periódicos colombianos, mucho menos me voy a ocupar de los articulistas que brindan sus luminosas ideas dentro de los medios cuasi oficiales. Ya veré cuándo me tomo el tiempo de ir a una de esas desagradables bibliotecas públicas bogotanas (pese a sus reconocidas calidades paisajísticas) para hacerme una idea directa de la autora, pero con los premiados en esos concursos de Planeta, Alfaguara y demás (las editoriales independientes tampoco lo hacen mejor) basta para darse cuenta de que la literatura, al menos en español, va, de mano de los medios que se ocupan de comercializarla, inflarla y volverla artículo de consumo, hacia un campo que impulsará a los lectores a volverse políglotas. El odio hacia Colombia y hacia su capital lo comparto (debe ser esa una oculta simpatía por «hermandad espiritual») pero en mi caso tiene razones concretas como el haber sido perjudicado económicamente y no poder largarme de este antro mañana mismo así sea pidiendo limosna porque las cosas, lamentablemente, no son tan sencillas; puedo (y seguramente deberé hacerlo) pedir limosna pero no irme.

http://ensayista.blog.com.es/2011/12/19/situacion-de-carolina-sanin-es-complicada-12327803/#c20130023

Imagen

Si Ovidio fuera tuitero

1 Jul

¡Que no es vean maquillándoos!

En el amor es preciso obrar con arte.

Como no podía dar regalos daba palabras.

Mejor es buscar mujeres con edad y experiencia.

Haya algo que tengas en mayor estima que el cuerpo.

De mí no se aprende otra cosa sino los amores lascivos.

El artificio embellece siempre que se mantenga en secreto.

Añade a los dones del cuerpo las cualidades del espíritu.

La casualidad interviene en el desarrollo de los hechos.

Una divinidad airada se doblega ante una voz suplicante.

Venus en medio del vino ha sido fuego que al fuego se añadía.

Tú eres ingrávido y mucho más obediente al viento que tus alas.

Por medio del arte se mueven las rápidas barcas a vela y a remo.

El vino prepara el espíritu y lo hace receptivo para el acaloramiento.

El varón no sabe disimularlo, pero ella lo desea más escondidamente.

El amor furtivo es tan agradable para una mujer como para un varón.

Se puede celebrar con versos a las muchachas que lo han merecido.

Lo que te niego cuando me lo reclamas, deja de quererlo y te lo daré.

En un rostro silencioso se puede adivinar lo que sucederá más adelante.

Poco pueden los versos ante el dinero, pero algunas saben apreciarlos.

Diviértanse las que son hermosas: casta es aquélla a la que nadie ha solicitado.

La oportuna condescendencia es lo que principalmente gana los corazones.

Yo cantaré un amor que no tiene nada que temer y unos escarceos permitidos.

No el hecho de dar, sino el de reclamar un precio es lo que yo aborrezco y odio.

Si eres baja, siéntate para que si estás de pie no parezca que estás sentada.

No se callaron tus ojos ni la mesa escrita con vino, y también en tus dedos hubo letras.

Ulises no era hermoso pero era elocuente, y así hirió de amor a las diosas marinas.

A mí Venus me puso ante los ojos de todos como maestro en el arte del tierno Amor.

Dile tiernos halagos y palabras que regalen su oído para que ella se alegre con tu llegada.

Qué a punto he estado de advertiros que os cuidarais del olor a macho cabrío en los sobacos.

Antes que nada, penetra en tu mente la confianza de que a todas se las puede conquistar.

Ningún amor vale tanto como para que yo sienta una y otra vez deseos intensos de morir.

La locura de mi alma se convierte en sensatez de nuevo y ya ese rostro no cautiva mis ojos.

La sangre desapareció de mi rostro helado, y una profunda noche se puso delante de mis ojos.

Al verte desnuda se erguirá de pasión mi miembro y cumpliré, siendo anillo, el cometido de un hombre.

No preguntes qué edad tiene ni bajo qué consulado nació, sobre todo si ya no está en la flor de la vida.

El artificio resulta provechoso si se mantiene escondido, pero una vez descubierto produce vergüenza.

Ofrécete a mí como argumento fecundo para mis versos: surgirán versos dignos de quien los inspira.

¿Por qué afeas con lágrimas tus ojos delicados? Lo que tu padre era para tu madre, eso seré yo para ti.

Libraos las hermosas de fijar un precio por cada noche; no tiene buenos resultados un botín mezquino.

¿Por qué te apartas de mí? En vano lo haces, porque el límite de los asientos nos obliga a estar juntos.

Cupido: pesa poco y tiene además dos alas para elevarse volando, a las que es difícil imponer un ritmo.

Se han clavado en mi corazón las agudas flechas, y el fiero Amor revuelve mi pecho una vez conquistado.

Eres, y no te das cuenta, habladuría en toda la ciudad, en tanto que, sin ningún pudor, relatas tus hazañas.

¿Me preguntas por qué he cambiado? Porque me pides que te pague. Por ese motivo no me puedes agradar.

Es de creer que tú también has sido víctima del arco de Cupido: defiende la bandera de tu milicia en favor mío.

Para ser amado has de ser amable, y eso no te lo proporcionará tu cara ni tu apariencia externa únicamente.

Deja que soporte el frío durante toda la noche en medio de la escarcha, tendido en el umbral ante tus puertas.

De noche se ocultan las faltas y se quita importancia a cualquier defecto, esa hora hace hermosa a cualquier mujer.

Para que una mujer no te sorprenda en los escondites que ella conoce, no debes citar a todas en el mismo sitio.

He visto a los toros luchar por una compañera blanca como la nieve, y la ternera misma, mirándolos, les daba bríos.

Mientras el vigor y la edad lo permiten, soportad las fatigas: pronto vendrá la encorvada vejez con paso silencioso.

¿Qué regalos te hace, a no ser versos recién escritos, ése tu amigo el poeta?, muchos miles recogerás de tu amante.

También nosotros seremos cantados por el mundo entero, juntos los dos, y mi nombre estará siempre unido al tuyo.

Dos amantes no dan suficiente provecho: más seguro y sin que provoque ya celos, es el botín que se obtiene de muchos.

No es perjudicial un amor fingido; deja que crea que lo amas, pero ten cuidado de que ese amor no se mantenga gratis.

Os vi diciendo muchas palabras con movimiento de cejas; en vuestros movimientos de cabeza había buena parte de voz.

El hijo de Fílira enseñó a tocar la cítara a Aquiles cuando era pequeño y con este pacífico arte dominó su carácter violento.

La que tenga mal aliento, que nunca hable en ayunas y que siempre se mantenga a cierta distancia del rostro del hombre.

El dinero brilla con el uso, un buen vestido pide que se le lleve puesto, las casas abandonadas encanecen con el feo moho.

Como a tantos otros, pero sin que haya tenido yo que matar a nadie, Cupido me ha ordenado empuñar la bandera en su milicia.

Llévame puesto cuando bañes tu cuerpo con agua caliente y no te importe que mi engarce se estropee al contacto con el agua.

A pesar de su abandono estaba hermosa, como una Bacante tracia, cuando, fatigada, yace tendida al azar sobre el verde césped.

¿Por qué sueltas el espejo con mano triste? Te contemplas en él con unos ojos mal acostumbrados: no debes acordarte de ti misma.

Entérate de por qué a un camino se le llama “los nueve caminos” y escucha cómo los bosques, despojándose de sus cabelleras lloraron a Sifis.

Si hay alguien entre el público que no conozca el arte de amar, que lea esta obra y, cuando se haya documentado leyéndola, que ame.