Prefiero ser ama de casa que humorista

22 Mar

Esta semana me encontré con una amiga hastiada de tanto trabajar, de la realización de proyectos que no colman sus expectativas aunque desde la mirada ajena parezcan grandes realizaciones personales e intelectuales. Estaba cansada, agotada.

“¿Y tú qué?” Me preguntó.

“Nada, bien” -dije yo- “Descansando mucho como siempre, feliz con mis horitas, mis lecturas, mis caminatas y mis siestas de la tarde. Pero tengo un capricho, una idea que estoy gestando en mi mente: el sueño femenino de ser una feliz ama de casa gorda y despreocupada. Andrés está dichoso con su trabajo y como dicen las abuelas Donde come uno comen dos, sin contar con que no somos dos bolas de sebo que sólo trabajan para comer”.

Ella dijo: “Ojalá yo pudiera conseguirme también un hombre que me mantuviera”.

“Tengo otras dos ofertas”, dije yo: “Deconstruirme en humorista o escribir telenovelas, eso da plata, me dijeron” Y le resumí la idea que un magnate de las telenovelas y del humor colombiano me presentó y desea presentar en el futuro como obra de teatro para plasmar lo fracasados que pueden llegar a ser los profesores universitarios y los intelectuales en general:

Una exitosa escritora de telenovelas vive con un escritor fracasado que también da clases en una universidad, el pobre hombre sueña con ser tan exitoso (tener mucha plata) como su esposa y siente envidia cuando ve las telenovelas que ella hace. Ella lo encuentra un día viendo la telenovela -de la que tanto reniega el intelectual mamerto que odia la televisión- y él le reclama porque ella lo toma a él como personaje para las historias que hacen llorar a las amas de casa gordas.

Mi amiga palideció y me dijo con voz temblorosa: “¡No lo hagas!, entre realizarte como ama de casa gorda y ser humorista o escribir telenovelas escoge lo primero, no vayas a perder la dignidad”. Y, claro, mi amiga tiene razón, si yo fuera un hombre preferiría vender aguacates en una carreta que ser humorista colombiano o escribir telenovelas para terminar de embrutecer a este pobre pueblo.

Espero que haya quedado claro que a mi amigo el magnate del humor le importa la plata y sólo la plata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: