Tres preguntas para los uribistas furiosos

4 Feb

Para que Colombia pueda tener una iniciativa real frente a la comunidad internacional, requiere gobiernos con amplia legitimidad. Los argumentos presentados por Colombia acerca de sus grandes sacrificios en su lucha contra el tráfico de drogas han perdido peso y hoy se proyecta sobre el mundo la sombra de la corrupción de los políticos, de la ineficacia de nuestas justicia y de las limitaciones de nuestro sistema penitenciario.

1. ¿Será capaz la institucionalidad -política, económica y militar- de entender que la paz es algo más profundo que la desmovilización guerrillera y que requiere dosis de justicia social y equidad, hasta ahora inexistenten en el país?

2. ¿Seremos capaces los colombianos de este tiempo de ser constructores de una nación con intereses compartidos a pesar de nuestra diversidad, de construir un estado democrático ajeno a la tradición corrupta y clientelista?

3. ¿Seremos capaces de instaurar una sociedad donde las diferencias se puedan resolver por medios no violentos y los conflictos se puedan tramitar en marcos institucionales legitimos?

Alonso Salazar J. Drogas y narcotráfico en Colombia. Bogotá, Planeta. 2001. páginas 178 y 190.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: